13 febrero 2015

ESPECIAL | San Valentín 2015















Viva el amor y esas movidas, ¿No? La verdad es que no soy muy partidario de celebrar San Valentín. Bueno, partiendo de la base de que no tengo con quién celebrarlo. Pero aunque la tuviese, no lo celebraría. En realidad creo que haría lo que ella decidiese. Vaya calzonazos.

Aún así no me gustaría dejar pasar esta oportunidad de hace un especial con algunas de mis recomendaciones para pasar San Valentín. Hablo de recomendaciones audiovisuales, evidentemente, las cenas con velas se quedan fuera de esta lista, lo siento. Aunque en realidad, lo que os proporciono aquí es una lista de cosas que ver en lugar pagar una entrada para ver 50 Sombras de Grey.

Evidentemente, como soltero frikazo que soy, no esperéis encontrar lo típico que encontrarías en la lista de alguien con un mínimo de idea de lo que es el romanticismo. Dicho esto, empezamos.















Dirigida por: Rob Reiner
Año de estreno: 1987

Empezamos con un clásico atemporal del cine de aventuras, La Princesa Prometida, de Rob Reiner, estrenada en 1987 y basada en la novela homónima, escrita por William Goldman en 1973. En ella, se cuenta el secuestro de una Pincesa (Prometida, já.) a manos de tres atípicos mercenarios, y cómo un misterioso caballero enmascarado se enfrentará a todos los desafíos que encuentre por el camino para rescatarla.

Y es que estamos ante una historia de caballeros y princesas bastante atípicas, donde una joven pareja separada por el destino, verá sus caminos entrecruzados de nuevo. Y bueno, ya sabéis, amor, esas cosas. Si no la habéis visto todavía, lo cual me parece muy, muy grave, es posible que encontréis su historia predecible, inverosímil y llena de clichés, pero hay que entender que todo lo que ha venido después de ella, ha cogido elementos de su desarrollo, y su fórmula se ha copiado hasta la saciedad.

Y es que, joder, es La Princesa Prometida, con todo lo que ello conlleva, como el bigotillo de Cary Elwes, a André el Gigante o a Mandy Patinkin y su mítica frase, que podría considerarse uno de los primeros memes de la historia. El trailer de aquí abajo es un fan-made realizado con escenas del trailer original, pero bastante menos spoileante que este y bastante más parecido a los trailers de hoy día.








Dirigida por: Edgar Wright
Año de estreno: 2011

Antes mencionaba que la fórmula de La Princesa Prometida se había copiado hasta la saciedad. Y Scott Pilgrim contra el Mundo es un claro ejemplo de ello. La película de Edgar Wright (Shaun of the Dead, Hot Fuzz, The World's End), basada en la novela gráfica de Bryan Lee O'Malley, tiene como protagonista a Scott Pilgrim, un joven canadiense bastante inmaduro y friki, que se enamora de Ramona Flowers, una misteriosa neoyorquina que pondrá su vida patas arriba.

Y es que, al igual que el personaje de Cary Elwes en La Princesa Prometida, Scott deberá enfrentarse a todo aquel que quiere evitar que su relación con Ramona se consolide. Que no serán pocos, porque Ramona tiene siete ex-novios malvados, a cada cual más diabólico que el anterior, y que intentarán acabar con Scott por todos los medios. Y que queréis que os diga, no creo que haya nada más bonito que recibir una paliza de un vegano con poderes psíquicos por amor.

Una adaptación muy notable de la novela gráfica, con un ritmo correcto y las dosis adecuadas de humor surrealista, romanticismo encubierto y escenas de acción perfectamente coreografiadas. Michael Cera, Mary-Elizabeth Winstead, Anna Kendrick, Chris Evans o Kieran Culkin son algunos de los nombres que conforman el reparto, y que encarnan con bastante fidelidad a sus personajes, destacando a Kieran Culkin, cuyo papel de Wallace Wells, el guay amigo gay de Scott, es de lo mejor de la película.















Dirigida por: Spike Jonze
Año de estreno: 2013

Cambiamos totalmente de tercio, y es que Her es la película más "atípica" de esta lista. Cuando la vi, recientemente, quedé gratamente sorprendido, y es que el excelente trabajo de Joaquin Phoenix, que se carga a sus espaldas todo el peso de la película, contando unicamente con la ayuda de la sensual voz de Scarlett Johansson, es realmente impresionante.

Y es que, aunque en ningún momento se produce una interacción física entre ambos personajes, la química entre ellos es realmente brutal, lo que la convierte no solo en la película más "puramente romántica" de la lista, si no en una de las más importantes dentro del género, por como trata temas como el ya citado amor, la soledad, o el encontrar el sitio que nos corresponde en la vida.

Amy Adams, Rooney Mara, Olivia Wilde o Chris Pratt completan el reparto de Her, aunque como ya he mencionado antes, son Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson los encargados de asumir el protagonismo total de la cinta. Una imprescindible de ver, de las que te hace pensar, además.






Dirigida por: Chris Buck, Jennifer Lee
Año de estreno: 2013

Pues sí, Frozen. Y aunque me se de alguno al que esta película le produce, como mínimo, rechazo, me parecía que tenía que estar en la lista. Y es que, aunque en la gran mayoría de las películas de Disney el romance es un elemento principal en el desarrollo de la trama,de entre todas ellas me quedo con Frozen.

Si bien es cierto que clásicos como La Bella y La Bestia o La Sirenita se centran en el tema del amor más de pleno, el planteamiento más moderno de Frozen me gusta, personalmente, bastante más. Y es que, además de cuestionar el concepto del "amor verdadero" y esas movidas que tanto tanto esfuerzo ha dedicado Disney a meternos en la cabeza, trata otros temas como el amor entre fraternal, el amor entre un hombre y un reno, o el amor de la compañía de Mickey por vender merchandising de Olaf, el muñeco de nieve.

A nivel general, la película es entretenida sin más, con algún momento graciosete y poco más. Eso sí, tecnicamente bastante notable, sobre todo la recreación de la nieve y el hielo, parte fundamental de la película. Ah, y si sois de los que se os pegan las canciones rápido, bueno, cuidaos de 'Let it go'.

















Dirigida por: Catherine Hardwicke (I), Chris Weitz (II), David Slade (III), Bill Condon (IV y V)
Año de estreno: 2008 (I), 2009 (II), 2010 (III), 2011 (IV), 2012 (V)

Ojo aquí, porque esto va totalmente en serio. Si hay una saga romántica por excelencia esa es Crepúsculo. Con un total de cinco películas, lo que debería haber sido la historia de amor entre Edward, el vampiro de purpurina y Bella, una joven con la misma expresión facial que un moai, se ha convertido en una de las mejores comedias románticas de manera involuntaria.

Lo ridículo de sus situaciones, las actuaciones cuasi amateur y lo muy en serio que se toma a sí misma la película no hacen más que hacer que el espectador se pregunte si realmente toda la saga no es más que una broma llevada muy, muy lejos.

En serio, si queréis reíros un rato, cualquiera de la saga, especialmente la primera, os servirá. Y es que, queramos o no, Crepúsculo ha marcado un antes y un después en el cine romántico para adolescentes, pero hasta el momento, nadie ha conseguido hacerlo tan mal como ellos. Es todo un logro.
















Desarrollado por: Team ICO
Plataformas: Play Station 2, Play Station 3
Año de lanzamiento: 2006 (PS2) 2011 (PS3)

Abandonamos el cine para adentrarnos en el mundo de los videojuegos, y es que en nuestras consolas también se han vivido historias de amor, y muchas de ellas, mejores que las de la gran pantalla. No podíamos empezar con otra que no fuese Shadow of The Colossus, el clasico de PlayStation 2,  posiblemente la más "grande" de todas ellas.

Grande y épica, desde luego. Y es que la obra de Fumito Ueda (Cabrón ponte a trabajar, queremos The Last Guardian ya) nos cuenta la historia de Wander, un joven que deberá derrotar, con la única ayuda de Agro, su caballo, a 16 gigantescas criaturas, para así poder resucitar a Mono, su amada. Un viaje solitario, minimalista, y con uno de los mejores giros de guión que recuerdo.

Sin duda alguna, uno de los mejores juegos de la historia, enfrentamientos épicos, planteamiento original, unos diseños de escenarios y enemigos sobrecogedores y una banda sonora de diez. Grande Fumito, joder.
















Desarrollado por: Nintendo
Plataformas: Wii
Año de lanzamiento: 2011

Con la saga Zelda pasa un poco como con el caso de Frozen. La mayoría de los títulos de la franquicia han abordado, de una manera u otra, la relación entre Link y Zelda, los dos protagonistas, aunque es en el caso de Skyward Sword donde se nos cuenta de manera más directa.

Y es que, en el que es el primer título cronológico de toda la saga, nos pondremos en el papel de Link, que tendrá que rescatar a su amiga (guiño, guiño) Zelda de las garras de un terrible mal ancestral. Hasta aquí nada diferente con respecto al resto de entregas, salvo que en este caso no hay leyendas, ni princesas, ni hadas que te digan lo que hacer. Esta es la historia de Link el pagafantas, que emprende su aventura por amor. Que bonito, joder.

Skyward Sword es además, el último Zelda "tocho"que salió, en 2011, en excusiva para Wii. y aprovechaba al máximo las funciones del Wiimote y de su accesorio Plus, que añadía mucha más precisión a los movimientos del mando. Un juego excelente, que se alejaba del desarrollo centrado en las mazmorras característico de la saga para crear un sistema de puzzles y misiones que se desarrollaban por todo el mundo del juego.

















Desarrollado por: Squaresoft
Plataformas: Play Station 2, Play Station 3, Play Station Vita
Año de lanzamiento: 2001 (PS2), 2014 (PS3, Vita)

Otra saga con un alto contenido romántico es Final Fantasy. Desde la cuarta parte, con Cecil y Rosa, o Rydia y Edge de la cuarta parte hasta Snow y Serah en la "triología de Lightning", pasando por Cloud y Aeris de la séptima entrega, Squall y Rinoa en la octava o Yitán y Garnet en Final Fantasy IX.

Pero si tengo que quedarme con una pareja, esos son Tidus y Yuna, de Final Fantasy X. Y es que estos trágicos amantes son los protagonistas de uno de los mejores juegos de la franquicia, el último de Squaresoft antes de fusionarse con Enix, y por tanto el último gran Final Fantasy para los puristas.

Además de la historia de amor entre los protagonistas, que es de las de soltar la lagrimilla, el juego fue realmente un hito gráfico en su época, y su sistema de combate  volvía a los turnos, pero estos se establecían según los parámetros de cada personaje. Pero no solo de Tidus y Yuna vivió el juego, y es que el juego también nos presentó alguno de los mejores y más carismáticos personajes de toda la saga, como Auron o Kimahri. Y además tiene una segunda parte que...eh, bueno, no, mejor olvidaos de su segunda parte.





Creada por: Carter Bays, Craig Thomas
Años de emisión: 2005-2014

La última propuesta de esta lista es particularmente mi favorita. Y es que, mientras algunos siguen con el culo escocido por su final, yo prefiero quedarme con las cosas buenas de Cómo Conocí a vuestra Madre, que no son pocas. Para quien lleve 10 años sin ver la televisión, esta serie, que inició su emisión en 2005, narra la vida de un grupo de amigos de Nueva York, pero sin ser Friends, porque la trama se centra en Ted (Evelyn) Mosby, que cuenta sus hijos, en el año 2030, como conoció a la madre de éstos.

Nueve temporadas en las que hemos visto como las relaciones de los personajes evolucionaban, la maduración de cada uno de ellos, y cómo poco a poco, todo acaba encajando en el sitio que le corresponde. Aunque las tramas de los capítulos acaban desvariando en muchas ocasiones, quien diga que no se ha identificado en algún momento de su vida con alguno de los protagonistas, es un mentiroso y merece arder en la hoguera. Porque todos hemos sido como Ted alguna vez. O como Marshall. En realidad todos somos como Marshall, maldita sea.

Como ya he mencionado, su polémico final, el pasado año, provocó la ira entre muchos de sus seguidores, pero personalmente, el cariño que le he cogido con el paso de los años a la serie y a sus personajes me impidió cabrearme con ellos. Y es que si tengo que quedarme con algo de Cómo Conocí a vuestra Madre, no me quedo con su final, si no con las frases de Barney, con el Fiero, con la piña y con todas las lecciones sobre la vida y el amor que nos ha dejado.




______________________________________

Hasta aquí mis propuestas "románticas" para este San Valentín. ¿Qué os parecen? ¿Cuales son las vuestras? ¿Se nota demasiado que necesito una novia? Preguntas, preguntas sin resolver.
Lo importante es que, no sé, triunfe el amor. Y que veáis algo que no sea 50 Sombras de Grey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario